Segunda rueda de reconocimiento por el asesinato de Fernándo Báez Sosa

Hubo nueve reconocimientos positivos. A cuatro de los detenidos les hicieron un comparativo fotográfico porque perdieron su bronceado.

Se repitió la misma situación que ayer, la segunda jornada de rueda de reconocimiento dejó resultados positivos y la situación de los rugbiers Máximo Thomsen (20) y Enzo Comelli (19), dos de los diez imputados por el crimen de Fernando Báez Sosa, quedó aún más complicada.

En el dia de hoy participaron tres testigos del ataque frente al boliche Le Brique. Según datos de fuentes judiciales a los que tuvo acceso Infobae, los tres marcaron nuevamente a Thomsen –acusado de ser el autor material del homicidio– como uno de los atacantes que le pegó a Fernando cuando este estaba de rodillas, ya inconsciente. Es el más comprometido en la investigación, ya que fue identificado de manera directa por cinco testigos distintos.

El procedimiento se llevó a cabo en la Jefatura Distrital de Villa Gesell, también volvió a ser apuntado Comelli, imputado como partícipe necesario. En su caso, dos testigos lo vieron golpeando a Fernando. Y uno de ellos lo ubicó dentro de la discoteca, como uno de los que iniciaron la gresca en el interior del local nocturno.

El objetivo de la rueda de reconocimiento es determinar el rol de cada uno de los protagonistas de la brutal golpiza. En ese sentido, Matías Benicelli (20) fue señalado como el arengador: los testigos indicaron que fue quien alentó a los demás a que le pegaran a Fernando, y que fue quien se encargó de evitar que otros intercedieran y defendieran a la víctima.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *